viernes, 11 de enero de 2008

Celebrándome como mujer

Tal día como hoy, hace trece años, me vino la regla por primera vez. Y la verdad es que es una fecha que me gusta recordar.

No es por nada de lo que me dijeron aquel día: que si ya era una mujer (¿acaso nací hombre?), que si ya era mayor (¿así, de repente?), que si se sentían muy orgullosos de mí (¿y yo que no recuerdo haberme esforzado en hacer que ocurriera…?).

Me gusta, simplemente, porque fue un hito en mi vida, una primera vez donde las haya, íntimamente mía. Me gusta porque tener la regla es una de las experiencias que me constituyen como mujer: tuve que acostumbrarme a ella, cada mes me esfuerzo por sobrellevarla, y algún día tendré que aprender a decirle adiós.

Cuando era pequeña, pensaba que la regla sólo merecía la pena porque algún día me permitiría tener un hijo. Hoy, por el contrario, considero que la regla forma parte de mí independientemente de su (in)utilidad. A veces es un fastidio, casi siempre resulta inoportuna, y sin embargo, si se retrasa, se descontrola, si cambia de algún modo, todo mi cuerpo parece seguirla en su caos, y a veces, mi vida quisiera irse detrás.

Recuerdo aquella tarde, después de llegar del colegio, cuando descubrí "todo eso" decorando mi ropa interior todavía infantil. Sabía que llegaría, mi madre me había prevenido, apenas dudé sobre lo que era, y a pesar de todo, me dio un vuelco el corazón. Sentí como si un yunque tirase del centro de mi alma hacia la tierra, exactamente igual que lo sentí la primera vez que me enfrenté a la muerte de un ser querido. Fue una de esas experiencias que te anclan a la vida, que te recuerdan que todo esto va en serio; una de esas experiencias que te llenan de terror y que, a la vez, te permiten cobrar una conciencia privilegiada sobre la realidad.

Aprecio la regla porque te aporta esa paz que sólo son capaces de aportar las cosas cíclicas, que te recuerdan que, mientras ellas vuelvan a su tiempo, nada puede ir mal; porque, precisamente cuando faltan, te advierten de que el momento de empezar a preocuparse finalmente llegó.

No es porque sea agradable, porque no lo es; es simplemente porque está ahí, porque forma parte de ti, porque lo doloroso y molesto puede ser natural… algo que, creo, constituye un importante aprendizaje vital.

En el Museo de la Regla mantienen una pregunta abierta sobre el tema: ¿dejarías de tener la regla si pudieras elegir? Y aunque suene tentador, para celebrar estos trece años juntas he decidido darle a mi regla una respuesta clara: no, no me gustaría vivir sin ti.

Estoy encantada con nuestra relación.

6 comentarios:

Camille dijo...

¡Hola encantada! Muy buena tu reflexión sobre "la regla". Particularmente estoy orgullosa de que me venga todos los meses, pues es como un "orgullo" femenino, algo que nos diferencia de los hombres, nos hace tan femmes..
Por mi parte: encantada con mi regla. Encantada y orgullosa de ser una femme.
Besos.. Camille

Camille dijo...

Si quieres visitar mi página te espero en http://www.unefemmeavecune.blogspot.com/
Tiene poquitas cosas aún.. Es una petit page.
Saludos.. Camille

Pao dijo...

Me gusta todo lo que diferencia a la mujer del hombre y la hace especial
Esta es una de ellas; y si bien a veces, como tu dices, esos días no son muy agradables, yo tampoco la dejaría a ella.
Me hiciste pensar en ello y me hice la misma pregunta que tú.

Besos,
Pao

encantada dijo...

A mí también me gusta todo lo femenino, aunque tradicionalmente venga siendo considerado un engorro o algo sucio. Y me alegra poder compartirlo con vosotras :)

Anakoretisa dijo...

Hola , lo único bueno que tiene el ciclo menstrual (la regla) es que mantiene ese balance hormonal propio de la mujer en edad fértil , nos da ciertos privilegios (el tener una piel tersa , zonas musculares firmes , una adecuada lubricacion , balance emocional,el poder concebir ,entre otras cosas) y lo malo muy malo para mí , es sufrir de Dismenorrea y Síndrome premenstrual ...por el resto me llevo bien con "Don Andres" (el que viene cada mes) ...

PD. Hace un tiempo escribí sobre éste tema , contando mi experiencia con la Menarquia (o primera menstruación)... saludos

Anónimo dijo...

la regla es una mierdaaa!!!

no quiero tener nunca mas!!

quiero sacarme los ovarios asi no tengo ni regla ni hijos!! que mejor!! :D

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...