domingo, 5 de diciembre de 2010

Outing

La amiga que le cuenta a su madre que su amiga de la infancia es lesbiana. La madre que no se sorprende de que los padres de la amiga de la infancia se lo hayan tomado a mal, pues siempre ha sabido que eran bastante retrógrados. La cara de estupefacción de la amiga de la infancia cuando se da cuenta de que la única que todavía creía en la leyenda de los progres simpáticos era ella.

La prima que decide tantear a su familia para saber qué opinan acerca de la homosexualidad de la prima que es lesbiana en secreto. La misma prima a la que se le calienta la boca y termina contándoles la historia completa de la prima que es lesbiana en secreto. La tía que decide invitar a la prima que es lesbiana en secreto y a su novia a comer. La sonrisa estúpida de la prima que es lesbiana en secreto al no comprender por qué con algunos es tan fácil y con otros (sangre de su sangre) tan difícil.

Las amigas del instituto que preguntan a la amiga de la amiga si es verdad lo que han oído de que la amiga de la amiga sale con una chica. La amiga de la amiga que calla, y advierte a su amiga que, quien calla, otorga. La amiga de la amiga que se pregunta cómo puede andar su caso de boca en boca, después de años de abandonar la casa y el barrio paterno, y sin haberse hecho siquiera un triste feisbuc.

Mi visibilidad cobrando vida propia, expandiéndose, reproduciéndose a su antojo, sin pedirme permiso.

Mi armario agujereado, lleno de pequeños puntos brillantes por donde entra aire fresco y perfume antipolillas.

El vértigo de saberse sabida, el alivio de estar fuera del armario aun sin haber salido.

Encantada.

6 comentarios:

SiendoYo dijo...

Yo vivo en constante asombro -¿Asombro?, quería decir tensión)- sobre lo rápido que vuelan las noticias a mi alrededor.
Siento que un día vendrán los GEOS y le pegarán una patada a la puerta de mi armario al grito de ¡Arriba las manos!. No digo más.

Besos

caminos del espejo dijo...

Pues disfruta de esa sensación, es muy agradable volar siendo una misma, mientras las personas que te quieren te contemplan desde abajo.

Un abrazo muy fuerte

Butterflied dijo...

Si esto te está haciendo sentir bien poco a poco, que siga así. Cuando te joda, intenta ponerle un poco de freno si puedes...

Yo estaba un poco más apurada con mi madre, no por nada, sino porque con ella apenas tengo secretos y necesitaba quitar esa "barrera" con ella de no decirle que me gustan las chicas... Una vez pasado ese trago, lo demás que vaya viniendo poco a poco, no me importa. Aunque mi padre todavía me impone algo de respeto, no sé cómo reaccionará...

manu. dijo...

me alegro de que esos agujeros que dejan pasar aire y luz te estén haciendo bien. :)

supongo que cuando las cosas ya no dependen de ti puede ser a la vez frightening and exciting.

un abrazo!

Mínimus dijo...

Has contado mi vida, describiendo la tuya... Por eso me sigue encantando leer tu blog,creo que a estas alturas ya sabes que sirves de mucha ayuda, compartiendo tus historias. ¡Gracias, mil gracias!

ASSWAYS dijo...

Yo he dejado entre abierta la puerta del armario, pero cada vez se me queda más pequeño...
Suelo callar y hasta asiento. No me termino de decidir a soltarlo sin más, pero tampoco despisto como hacia antes.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...