jueves, 11 de agosto de 2011

¡Ya somos pareja de hecho!


Después de firmar la hipoteca y de empadronarnos como pareja, mi novia y yo hemos dado el paso de inscribirnos en el registro de parejas de hecho de nuestro municipio. Queríamos tener un papel oficial que nos vinculara como pareja, por si en algún momento necesitábamos demostrar que lo éramos. Aunque estar registradas como tal apenas nos otorga ningún derecho más allá del puramente nominal, tampoco queríamos casarnos; por lo que, después de pensarlo durante varios meses, nos decidimos por este trámite.

Así que un mañana nos acercamos al Ayuntamiento para pedir información. Y la información que nos dieron fue una solicitud para inscribirnos en el registro. Como no había mucha gente, nos pareció bien rellenarla allí mismo, y apenas habíamos empezado a buscar un boli, cuando ya nos tocaba acecarnos a la mesa. El funcionario que nos atendió fue muy amable (y del club, creemos) y esperó a que cumplimentásemos nuestros datos mientras nos hacía unas fotocopias del DNI ("Esto no lo hacemos normalmente, pero..."). Después de entregarlo, nos dijo que en tres o cuatro días nos llamarían para firmar en el registro.

Y así fue. Nos presentamos de nuevo en el Ayuntamiento el mismo día en que nos avisaron. Aunque en teoría no era más que un trámite, nos pusimos medio guapas, y yo he de reconocer que estaba hecha un flan. Hasta me llevé la cámara de fotos, que más tarde decidí no usar ante lo burocrático de la situación.

Entramos en una oficina llena de mesas vacías. Durante unos minutos, dudamos entre quedarnos en el quicio de la puerta eternamente o entrar y buscar señales de vida. Afortudamente, por la puerta de enfrente entró una funcionaria y nos decidimos a seguirla. Ella nos condujo hasta la única trabajadora activa del lugar (y no, no era la hora del café), la cual, tras unos momentos de angustia existencial mientras buscaba nuestro expediente entre varios montones de papeles, nos pidió que lo firmásemos, nos entregó una copia metida en una carpetilla de color amarillo y nos despidió amablemente.

Cuando salimos por la puerta, nos sentimos profundamente decepcionadas. ¿Eso había sido todo? Ni siquiera necesitamos testigos, con la de veces que habíamos pensado a quién se lo pediríamos. En cualquier caso, ya éramos pareja de hecho, y nos fuimos a celebrarlo.

Supongo que si una desea algo más de parafernalia, aunque sea poca, se casa. Y como, por suerte, en nuestro país existe (de momento) el matrimonio igualitario, inscribirse en un registro de parejas de hecho queda para quien no quiere más que lo que hicimos nosotras; es decir, rellenar un papel.

Pero para mí, rellenar ese papel es algo simbólico. Se luchó mucho para que esta clase de registros existiera, y para que las parejas del mismo sexo pudiéramos hacer uso de ellos. En muchos países, además, ese papel es la única manera de vincularse legalmente como pareja; tan simbólico es, de hecho, que en la mayoría de los lugares, incluido nuestro municipio, ni siquiera se llama registro de "parejas", sino que tiene cualquier otro nombre, generalmente vacío de significado y ridículo.

De todas formas, yo estoy muy contenta de haberme inscrito junto con mi novia; es algo que quise hacer desde que me creía hetero, y para mí es una forma más de demostrar nuestro amor y de nombrarnos como lo que somos: una pareja compuesta por dos mujeres.

Encantada.

11 comentarios:

chris dijo...

Uy!! y por rellenar un papel se da la enhorabuena? Bah!! creoq ue cuando se hace con tantas ganas independientemente del resultado...si, se da la enhorabuena!! Felicidades para la pareja!!

LaRepo dijo...

Felicidades!

ISA dijo...

Me parece estupendo, así que enhorabuena, Ahora si me permitís una sugerencia hacer testamento, ya que por lo que decís habéis comprado un piso y con el tiempo tendréis más cosas DE LAS DOS.

Yo si estoy casada, pero tb hicimos testamento dejando las cosas muy claritas. A algunas personas les da "yuyu", estos papeles pero a nosotras no: las cosas claritas desde el principio que nunca se sabe lo que va a pasar.

Caminos del Espejo dijo...

¡¡¡¡¡FELICIDADES!!!!! Me parece una idea buenísima, que demuestra todo el amor que os tenéis. Os envío un abrazo enorme y me alegra mucho este post!!

Butterflied dijo...

Enhorabuena a ti y a tu pareja. Será "solo un papel" pero es más que todo eso por lo que supone y significa. Un abrazo.

Blau dijo...

...oye, pues FELICIDADES! me ha encantado lo que acabo de leer.

Pena Mexicana dijo...

¡Enhorabuena niñas! Es público que mi güera y yo estamos casadas. Lo hicimos porque ese contrato civil facilitaría mi estancia legal en España. Considero que todos aquellos que no tenga reparos más o menos racionales, deberían ejercer su derecho a registrarse como pareja o casarse. Ha costado mucho y además está por verse que se respete cuando haya un cambio de gobierno...

besos a las dos :)

encantada dijo...

¡Muchas gracias por vuestras enhorabuenas! Me han hecho mucha ilusión. Ah, y me apunto lo del testamento. Me parece importante, aunque nunca pensemos en ello, "por lo que pueda pasar".

manu dijo...

chiquilla! (que así decimos en el sur de chile)
felicidades!!!
no me había dado el tiempo de andar por internet, así que disculparás lo atrasado de la felicitación :P
un beso enorme para las dos, me alegro realmente mucho por ustedes, es un gran paso.
por un derecho que ha costado conseguir (donde se ha conseguido, que por acá ahí seguimos peleando y esperando), creo que quienes quieran hacerlo deben ejercerlo.

abrazos!

Bélica dijo...

Felicitaciones!!
En ecuador también se pueden formalizar las relaciones lesbicas, como relaciones de hecho, aunque aún los burocratas se resisten :(

la vecina del quinto dijo...

Enhorabueeeenaaaa!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...