viernes, 1 de febrero de 2013

Un sueño


Desde hace varios meses, se me viene repitiendo un sueño cuyo significado simbólico no soy capaz de interpretar. A lo largo de este tiempo, además, ha ido mutando su forma, a pesar de mantener su fondo. Y a juzgar por la última vez que lo tuve, hace apenas dos noches, el mensaje que intenta transmitirme resulta cada vez más acuciante.

En el sueño, vuelvo a vivir en casa de mis padres. Nunca es una decisión voluntaria o consciente. De pronto, me doy cuenta de que estoy viviendo allí. Lo curioso, lo que se repite siempre, es que, de manera súbita, recuerdo que tengo mi propia casa y que puedo vivir en ella. Que no necesito estar en casa de mis padres; que, de hecho, ya tenía una casa antes de volver a la suya; y que, simplemente, he olvidado que la tenía.

Ante esta situación me siento de muchas maneras. Las primeras veces que tuve este sueño, sentía mucha angustia. En realidad, por aquel entonces no soñaba que vivía en casa de mis padres, sino que me había quedado a dormir allí unos cuantos días. Al recordar que tenía una casa, me entraba una urgencia tremenda de recoger mis cosas y marcharme. Concretamente, solía pensar que tenía que salir de allí antes de que mis padres volvieran, o antes de que me descubrieran. 

Recuerdo un sueño en particular en el que me veía a mí misma sacando las cosas del armario, aterrada, mientras mi madre se acercaba por el pasillo: sentía que, si me veía, intentaría que me quedase, algo que debía evitar por todos los medios.

Junto a esta angustia, sentía también un gran alivio, una gran alegría. ¡Tenía una casa! ¡Se me había olvidado, pero la tenía!

Posteriormente, los sueño empezaron a cambiar. Ya no llevaba algunos días durmiendo en casa de mis padres por equivocación: muy al contrario, me daba cuenta de que estaba viviendo con ellos, que llevaba meses haciendo vida en su casa y que me había olvidado completamente de la mía. Pero ya no sentía esa angustia por marcharme, sino una gran preocupación por haber abandonado mi casa. ¿Cómo estaría? ¿Sucia y llena de polvo...? 

En estos sueños, además, me sentía muy desorientada, porque no conseguía recordar cómo era mi casa. Sabía que tenía una y sabía dónde estaba, pero había olvidado completamente su forma, si había comprado ya algún mueble para ella o si estaba vacía, si me podía marchar inmediatamente o era inhabitable, si algunas de mis cosas estaban allí y tampoco me había acordado de ellas en todo ese tiempo...

Entonces, cogía el coche y me iba a verla. Y la sensación siempre era parecida. ¡Pero si tenía una casa preciosa...! ¿Cómo podía haberme olvidado de ella? Nunca era igual, pero siempre era grande, luminosa, bonita. Y estaba llena de muebles y lista para vivir porque, de hecho, yo ya vivía allí antes de olvidarlo y acabar en casa de mis padres. 

A veces, incluso, en mi casa había animales o niños, sucios, llenos de polvo y abandonados. Y yo me quedaba perpleja, no daba crédito a mi "despiste" (ni al hecho evidente de que hubieran logrado sobrevivir todo ese tiempo). Y me ponía a limpiarlo todo (churretes de los niños incluidos), sintiéndome fatal por dentro, pero sabiendo, a la vez, que ya llevaba mucho tiempo viviendo en casa de mis padres, que ya no podía hacer una maleta rápida para volver a mi casa, pues me enfrentaba a toda una mudanza, algo que no era posible preparar de inmediato. Y eso me hacía sentir triste, frustrada y muy enfadada conmigo misma.

La otra noche, el sueño volvió a cambiar. La base era la misma: de pronto, me daba cuenta de que vivía en casa de mis padres aun teniendo una casa propia que ya había habitado anteriormente. Pero no hacía nada. Incluso recordaba cómo era la casa (esta vez, tenía una terraza enorme llena de plantas), aunque no podía sentir nada positivo hacia ella. Tampoco hacia la casa de mis padres. Me sentía como vacía por dentro.

Entonces, mi padre venía a hablar conmigo. He de decir que, frente a mi madre, que suele tener una función muy negativa en mis sueños, mi padre es un personaje más neutral. Se acercaba a mí con un rostro muy serio, que no suele mostrar en la vida real, y me decía que teníamos que hablar. Mi madre y él querían saber cuándo me iba a ir a vivir a mi propia casa. Al parecer, llevaba ya mucho tiempo viviendo con ellos, demasiado incluso, y tenía que regresar. Yo le decía que sí, que era consciente, que sabía que tenía mi propia casa y que había pensado en volver, pero que no tenía fecha para ello, ni perspectivas de mudanza siquiera. Y eso era todo.

No había urgencia, ni ansiedad. No había miedo ni ilusión. Ni siquiera me sentía sorprendida al recordar que tenía una casa propia, ni tenía curiosidad por su estado. Nada, no quedaba nada en mi interior.

Esta serie de sueños me causa muchísima desazón. Se me saltan las lágrimas simplemente al escribir estas palabras y recordarlos. Pero, por más conmoción emocional que sienta, por más claro que tenga que apuntan a algo importante, no los sé interpretar. 

Deduzco que el sueño tiene que ver con ir hacia atrás. Después de haber conquistado una autonomía, vuelvo a una situación de dependencia; frente a un proyecto de vida, regreso a una calle cortada, a una vía muerta desde hace mucho tiempo. Entiendo también que, aunque al principio parecía que mis padres eran mis padres y su casa era su casa, en realidad simbolizan otra cosa. Porque al final son ellos mismos los que me dicen que su casa no es mi lugar. 

¿Y qué significa mi casa? Para mí, la casa es un lugar seguro, donde sentirse a gusto, en el que puedo desarrollar muchos aspectos de mi vida. En estos sueños, además, suele ser un lugar hermoso, luminoso, con vida en su interior. La casa es, también, un reflejo de mi vida, de mis proyectos, de lo que es importante para mí. 

Así que entiendo que, según el sueño, he ido olvidando todo eso, lo he ido dejando a un lado hasta el punto de que ya apenas me importa. Mis emociones, buenas y malas, se han ido enfriando. Estoy atrapada en una especie de limbo, donde nadie me retiene pero de donde no quiero salir.

¿Se refiere esto a algo en concreto, o es una sensación general en mi vida? Tal vez sea lo segundo porque, si fuera algo más concreto, quizá aparecería en el sueño, que, por lo demás, es muy general.

¿Alguna sugerencia...?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues a mí me parece que puede ser relacionado con un sentimiento de soledad, creo que tu casa te lo recuerda de alguna manera...

Y tus padres, ¿Pueden ser tu conciencia?

¡Ánimo!

María dijo...

¿Necesitas que te protejan?

Candela dijo...

Me gusta mucho hablar de sueños y desgranarlos, los míos y los de otras personas. Son mundos fantásticos, paralelos, que nos cuentan cosas. No te sabría decir nada acerca del tuyo, pero es intrincado e interesante. Solo puedo decirte -por lo que otras veces me han dicho de los míos- que la casa simboliza el cuerpo físico (y no sé si el psíquico también).

He encontrado en misabueso.com una página que habla de sueños con casas. Te pego aquí algunas cosas:

La casa simboliza el cuerpo físico de la persona; por eso, según las condiciones en que aparezca la casa, así se sentirá físicamente.

Cuando el soñante ve su propio hogar en el tiempo presente y le parece hermoso y alegre, indica alegría por el éxito en los asuntos y negocios que esté manejando.

Cuando en el sueño aparecen casas hogar, particularmente de niños y nuevas (recién construidas), indica tranquilidad y una vida agradable en el hogar y el trabajo.

Soñar que se abandona la propia casa indica que hay una inquietud interna por aventurarse en nuevas actividades en busca de fortuna.

Soñar que se está de visita en el viejo hogar de la época de la niñez o cuando mucho de la juventud indica que recibirá buenas y agradables noticias.

El entrar en dicha casa indica gran satisfacción por el éxito alcanzado en sus actividades.

Soñarse con la intención de cambiarse de casa indica el deseo de un cambio de vida, que tal vez se producirá próximamente.

Según las condiciones en que aparezca la casa, ese cambio será bueno o malo (hacia la prosperidad o el desmejoramiento tanto en la salud como en lo económico).


Un beso.

Shikaru dijo...

Vaya, que suenyos mas interesantes. Yo jamas he tenido un suenyo recurrente (creo). Pero si es verdad que se repite, y es tan simbolico como el tuyo, seguramente es un mensaje... de tu subconsciente quiza?

No soy experta en eso de interpretar suenyos ni mucho menos, pero me encanta imaginar... y ademas, no dejo de interpretar poesia para mis cursos de literatura. Y entre algunas poesias y los suenyos no hay tanta diferencia...

Yo diria que la casa de tus padres simboliza 'tu zona de comodidad', es decir, aquello a lo que te aferras para huir de sensaciones negativas como miedo, dolor... etc. Sin embargo 'la casa de los padres', el 'nido' es un espejismo. Tiene su funcion cuando somos ninyos porque alli nos sentimos protegidos, pero una vez que pasamos a la adultez (cada uno a su tiempo) el hogar pasa a ser algo que nosotros mismos tenemos que formar (y no estoy hablando solo de una casa fisica, para mi el 'hogar' tambien es una suerte de estado mental, una tranquildad, una especie de confianza y aceptacion con uno mismo).

Creo que es normal que cuando nos sentimos asustados queramos regresar a la casa de los padres, porque ahi fue donde nos criamos y una vez nos sentimos protegidos de todo mal. Sin embargo ya no pertenecemos a esa realidad, que esta en el pasado y por tanto esta 'muerta'. Por eso creo que en el suenyo te querian echar de alli. Porque es algo que ya no existe, y pretender aferrarse a eso no puede traer mas que pesares...

Las casas hermosas que son tuyas en el suenyo pueden ser las esperanzas, ilusiones y experiencias que has ido formando en tu propia vida. Tu hogar real, como bien dices. El hecho de que las olvides, o que cuando regreses esten cubiertas de polvo y olvidadas, quiere decir quiza que estas descuidando esa parte de ti misma. Estas olvidando ir hacia delante en el camino y en lugar de eso te aferras a una carga pasada que ya no existe?

Aunque el hecho de que haya animales y ninyos en una buena senyal, porque quiere decir que todas esas ilusiones permanecen vivas e igual de fuertes que las dejastes. Esto es, a que esperas para volver alli?

Un abrazo, y suerte con tus suenyos!!

(Y perdona lan ortografia, escribo en un teclado que no tiene 'enyes' ni acentos...)

encantada dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, me han ayudado a ver algunas cosas del sueño que no veía por mí misma.

Me cuesta pensar en la casa de mis padres como un lugar seguro porque hace tiempo que ya no lo siento así. Sin embargo, creo que el sueño va por ahí...

Butterflied dijo...

La primera parte que has contado, me ha recordado mucho a un sueño que tengo últimamente y que, aunque cambia como el tuyo, al final siempre es lo mismo. Y es que sueño que vuelvo al instituto. La mayoría de las veces el edificio es el del cole donde hice primaria (igual que cuando sueño que estoy en casa, la casa es el piso donde pasé mi niñez y no nuestro piso actual). Y el caso es que se me atraganta algún examen o asignatura, me empiezo a angustiar y al cabo del rato me doy cuenta yo misma y siempre digo: "¿Pero qué hago aquí? ¡Si ya tengo una carrera, ya soy enfermera, esta fase ya la he superado!" Y a veces me libero sin más de la angustia y el sueño acaba y otras sigo mal por la situación y sigo queriendo terminar ese examen que me pone nerviosa.

Mi pregunta siempre es: ¿por qué nos angustian o nos perturban sueños sobre cosas "antiguas"? ¿Es por algo que no está solucionado? ¿Simboliza algo actual que se nos muestra de esta forma?

Siento plantear más dudas en lugar de arrojar algo de luz, pero es que el tema me encanta.

Un beso.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...