domingo, 30 de agosto de 2009

Salir del armario. Las respuestas clásicas (I)

Mientras que las mujeres homosexuales clamamos por nuestra diversidad, la sociedad continúa devolviéndonos imágenes a cada cual más estereotipada. No sólo de nosotras mismas, sino también de los que no son como nosotras, a través de sus comentarios, de sus reacciones hacia nuestro lesbianismo: esperadas, esperables, fácilmente clasificables.

Tan fácilmente, que no he podido resistirme a hacer una pequeña taxonomía sexuada de las respuestas más comunes que no podemos evitar recibir cuando salimos del armario. Aquí van las de ellas:


1. La mariliendre.

Ay, pues yo tengo muchísimos amigos gays, ¿sabes? Mi mejor amigo es gay, mi segundo mejor amigo es gay, mi tercer mejor amigo es gay, y hasta mi ex novio es gay. Pero chicas… chicas… ¡chicas no conocía a ninguna!

Cuando recibo esta respuesta nunca sé muy bien qué pensar. En primer lugar, me pregunto por qué una mujer heterosexual prefiere rodearse de amigos gays que de otras amigas. No digo que no tenga amigos homosexuales, es estupendo que los tenga; simplemente me asalta la duda de por qué parece tener sólo amigos gays. ¿Es por la tan manida competitividad femenina? ¿Es porque ellas también llevan dentro una diva? Y lo que después me pregunto es: ¿tan separados estamos gays y lesbianas que, aunque una frecuente medio Chueca, puede no tener ningún amigo gay que a su vez tenga una amiga bollera? ¿Es esto posible o lo es que las mariliendres escojan precisamente a aquellos amigos gays que declaran no haber conocido mujer, ni siquiera lesbiana? Porque eso significaría que algunas mujeres rodeadísimas de amigos gays no aceptan la homosexualidad como tal, sino que simplemente se adornan de hombres que no les crean problemas de tensión sexual y con los que pueden compartir más que confidencias. ¿O lo que realmente nos jode es que las lesbianas no tenemos mariliendros?


2. La entusiasta.

¿Eres lesbiana? ¡Ay, qué bien, qué bien, qué bien! ¡No sabes las ganas que tenía de que una amiga mía fuera lesbiana! Nunca había conocido a ninguna y ahora… ¡por fin tengo una amiga lesbiana! ¡Ay, qué bien, qué bien, qué bien! ¡Cuánto me alegro de que lo seas!

Esta respuesta, si bien puede parecer menos común que la anterior, en realidad no lo es tanto. Algunas mujeres la expresan, otras parecen pensarlo secretamente; pero lo cierto es que un interesante número de mujeres heterosexuales gustan rodearse de mujeres lesbianas. Y yo me pregunto, ¿por qué? La aceptación es positiva, y por supuesto que se agradece, pero, ¿es realmente necesario el entusiasmo? ¿Acaso somos algún tipo de objeto decorativo o animal de circo? ¿A qué viene esa fiesta de “por fin, por fin”? Personalmente, he de confesar que yo fui una de esas mujeres entusiastas, pero en mi caso, era mi inconsciente el que hacía la fiesta a mi identidad, dando palmas ante la posibilidad de que, teniendo una lesbiana delante, pudiera sospechar algo acerca de mí misma. ¿Es ese también el caso de las otras mujeres entusiastas? ¿O es que las lesbianas estamos tan acostumbradas a ir causando dramas a nuestro alrededor que cuando alguien se alegra de tenernos cerca no podemos aceptarlo?


3. La narcisista.

Así que lesbiana, ¿eh? Y dime… ¿te parece que estoy buena?

Las respuestas narcisistas son en realidad tremendamente variables. Pueden darse a conocer en el momento mismo en que decidimos salir del armario (lo que demuestra que, con toda probabilidad, no nos estaban escuchando) o hacerlo tiempo después, a través de comentarios sutiles que demuestran el regocijo interno de tener una segunda opinión. Generalmente, las respuestas narcisistas obvian algunos pequeños detalles, como el hecho de que a las lesbianas no nos gusten todas las mujeres, que seamos capaces de tener sentimientos neutros hacia mujeres muy cercanas y, sobre todo, que cualquier ser humano puede dar su opinión acerca de otro, sin necesidad de sentirse siquiera potencialmente atraído hacia él. ¿Acaso no puede cualquier mujer decir si otra está o no buena? ¿Es necesario que sea lesbiana? ¿Acaso los hombres no son capaces hacer lo mismo entre ellos y con las mujeres, sin que eso signifique nada más allá del hecho de tener una opinión? ¿Por qué vale más la opinión de alguien que puede sentirse atraído hacia ti? ¿Es que acaso pretenden descubrir precisamente eso, si nos molan? ¿Y qué es lo que nos molesta a nosotras? ¿Que sea verdad...?


Próximamente, las respuestas de ellos.
Encantada.

17 comentarios:

LadyLuna dijo...

¡Hola!
Llegué desde el blog de Daphne^^
A mi cuando mis amigos me han contado sus inclinaciones sexuales no he manifestado ninguna respuesta... No sé, es algo normal ¿no?
Supongo que depende de la spersonas;)
Placer leerte.
Besito!

Kathy Kane dijo...

Yo he tenido de las tres clases. Y una variante más de las narcisistas. Cuando encuentras o comienza a interesarte alguien te encuentras con la narcisista lenta que te dice: ¿entonces a mí ya no me quieres? pues claro, eres mi amiga, pero sólo mi amiga, guapa.

Ave dijo...

Sí. Nos convertimos en su peluche favorito. A algun@s sólo les falta ponernos una correa y sacarnos a pasear.

OVEJANEGRA dijo...

Dioooosssss. Eres genial, has dado en tos los clavos. Eso de: "yo tengo muchos amigos gays..."

mercedes dijo...

Estas sembrada...
Hoy es el dia del blog... Te hemos puesto como una de nuestras 5 bollobogueras referentes.

Daniela dijo...

Muy bueno tu post, me senti identificada con la entusiasta, no somos un objeto de decoraciòn, pero mucha gente lo siente asi.

Te mando un abrazo, me encanta leerte.

Amanda dijo...

Totalmente de acuerdo también. La lista podríamos triplicarla con las respuestas masculinas... y entonces ya lloraríamos también. Amén de las respuestas independientes del sexo que incluyen insultarnos a pleno grito por la calle.

Factorizada dijo...

Yo me he encontrado con las dos primeras reacciones, genial como las escribes, es totalmente cierto que ocurre eso. Besos.

Mad dijo...

Saludos!
Me sentí muy identificada con todas las respuestas jajajajaja... A mi me ha pasado varias veces escuchar cosas como esas...
Éxito!

albika dijo...

jajaja muy buen post.Las narcisistas son las qe mas abundaron en mi grupo de amigas,aunque cuando yo les dije que soy lesbiana (de esto hace "un puñado" de años)la mayoría ya lo sabía (mi primera novia era una amga del grupo,y claro,las demás sospechaban de nuestra "amistad".
Meha gustado mucho tu blog,nos vemos por aquí ;P

Candela Cano dijo...

Muy buena la clasificación jajajaja
No sé si incluiría al modelo "Escrupulosa".

Estoy deseando leer las respuestas de ellos.

Besos

Alicia Rodríguez dijo...

Absolutamente genial, me he reído además, ¡lo que lo hace mejor! Objeto de decoración...sí, sí..

encantada dijo...

Jajaja, me alegro de que os hayan gustado. La verdad es que todas me pasaron personalmente, pero a muchas de mis amigas también, así que me atreví a pensar que tenían algo de universal y... ¡bingo! Jajaja :D

marga dijo...

yo tuve una especie de 'amiga' hetero que decidió ser mi amiga unilateralmente y me adoptó como si yo fuera una especie de mascota... histérica hasta los huesos nunca caí en sus trampas: ni la de creerme su amistad ni la de caer en sus patéticos intentos de seducción. en el fondo, mejor dicho en la superficie siempre supe que dicha seudo amistad era su burdo intento por tapar lo mala persona que era... en su mente funcionaba algo así como 'miren lo buena que soy que hasta tengo una amiga lesbiana'
jajaja al final me causa risa hablar de eso, cuando se dio cuenta de que yo no era lo desgraciada que ella creía que era, se le fueron las ganas de ser mi amiga
en fin...

encantada dijo...

Es curioso, ¿verdad? No sé si nos sienta peor que nos rechacen o que nos "adopten" como pobres desgraciadas... De hecho, yo creo que cuando algunas personas se dan cuenta de que no somos pobres desgraciadas (o no sólo, jajaja), sino que, inesperablemente, resultamos personas normales, se sienten algo así como estafadas.

En fin, la complejidad de las relaciones...

...Alexania dijo...

muy clasico ... pero ahi te va una mejor,,,,,MI PAPA ES GAY, MI HERMANO ES GAY, MI TIO ES GAY, MI ANTIGUO NOVIO SE VOLVIO GAY, HASTA EL PERRO DE MI CASA ES GAY,,,,luego cuando le preguntan si a nadie en su casa le gustan las mujeres dicen....SI.. A MI.....JAJAJAJA

encantada dijo...

Mucho gay para ser cierto... ¿o no?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...